Conoce las 3 divisiones que componen al Glúteo

QUEREMOS SABER DE TÍ

Los glúteos son un grupo muscular mucho más complejo de lo podemos llegar a imaginar, ya que estos no solo cumplen una función estética, sino que también tienen un rol sumamente importante en lo que respecta a la anatomía corporal. Asimismo, es importante tener en cuenta que este músculo posee una capa superficial que se encarga de proporcionar volumen en esta zona del cuerpo, lo que permite que trate de una zona muy potente.

Cuando se está entrenando glúteos es completamente normal hacerse muchas preguntas, ¿el ejercicio está bien hecho? ¿este será el ejercicio adecuado para lo que quiero lograr? ¿estoy entrenando durante suficiente cantidad de tiempo?, entre muchísimas más que pueden pasarse por la cabeza, ya que se trata del grupo muscular más grande del cuerpo y que se encarga de extender la cadera, permitiendo que las piernas se muevan hacia atrás, estabilizar la pelvis y también de permitir la rotación externa de la cadera.  

¿En cuántas partes se divide el glúteo?

El glúteo se divide en tres partes: glúteo máximo, medio y mínimo, por lo que al momento de estar entrenando es importante saber qué parte se está trabajando con cada ejercicio, ya que dependiendo de la meta que se tenga se debe determinar si es necesario hacer ejercicios con pesas, estiramientos o elevaciones de caderas.

Aunque lo ideal siempre será hacer un entrenamiento que permita ejercitar todas las partes del músculo, como el que te ofrecemos si decides formar parte del programa Glúteos Supreme, es de gran relevancia tener en claro qué trabaja cada parte del músculo, ya que dependiendo del área que se trate es que se hablará de la elevación de glúteos, tonificación, fortalecimiento y eliminación de celulitis.

¿qUÉ PARTE DEL GLÚTEO ESTOY ENTRENANDO?

  • Glúteo medio: Es el que se ubica específicamente en la parte superior de las nalgas, sirviendo como principal conector muscular con las caderas. Esta parte del músculo sirve principalmente para mantener el equilibrio cuando se trata de realizar cualquier actividad que implique el movimiento del tronco. Además, también permite que se lleve a cabo la abducción de la cadera y la reparación de las piernas con relación a la zona media que conforma el cuerpo. La mejor manera de ejercitarlo es llevando a cabo ejercicios de constante movimiento, tales como: correr, caminar, saltar o realizar rotaciones de caderas.

  • Glúteo menor: Es aquel que se encuentra en la parte más alta del mismo, conectando exactamente con el final de la espalda. Su nombre de glúteo menor se debe a que es la parte más pequeña del conjunto muscular, pero ello no le resta importancia, ya que a pesar de ser el más diminuto, es el que se encarga de todos aquellos movimientos que tienen que ver con encogimientos y estiramientos, por lo que también resulta importante al momento de proporcionar estabilidad en la zona de la pelvis. El entrenamiento en esta zona se realiza llevando a cabo planchas, estiramientos de piernas y contracciones en el abdomen, ya que así se ejerce presión en el mismo.
     
  • Glúteo mayor: Finalmente, el mayor es el área más grande de todo el músculo, y se encuentra en todo el centro de esta. Básicamente esta área es la que más se ve ejercitada cuando se están entrenando los glúteos, ya que en esta recae la mayor cantidad de presión y ejercicio físico. La mejor manera de entrenar esta zona muscular es realizando sentadillas con peso, ya que de esta manera el músculo ejerce fuerza suficiente como para estimularse y generar crecimiento.

Elegir correctamente los entrenamientos destinados a trabajar los glúteos puede parecer tarea sencilla, pero no lo es del todo, ya que la selección de estos dependerá particularmente del resultado que se quiera obtener.

Una vez que ya se tienen correctamente ubicadas todas las zonas que conforman el glúteo lo más recomendable es trabajar de la mano con un profesional que te ayude a obtener los resultados que deseas, por eso entra en contacto con nosotros y te ayudaremos a obtener unos glúteos de ensueño.

Trabajar los glúteos para que estos desempeñen su función estabilizadora y estética no tiene porque ser un dolor de cabeza. ¡No lo pienses más!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

3 CLAVES PARA REDUCIR LA CELULITIS

A lo largo del tiempo se ha podido determinar que una de las soluciones estéticas que más buscan las mujeres están relacionadas con cómo reducir la celulitis, o piel de naranja. Esta afección de la piel suele afectar al menos a 8 de cada 10 mujeres, dejando ver en sus...

leer más