5 DIFERENCIAS ENTRE GLÚTEOS operados Y GLÚTEOS de gimnasio

QUEREMOS SABER DE TÍ

Los glúteos operados parecen ser una salida fácil para muchas mujeres en mejorar su atractivo físico. Estética se ha convertido en una parte fundamental del día a día de todo el mundo, pero en el caso de las mujeres este tema se ha vuelto mucho más recurrente. Muchas buscan las maneras posibles para obtener el cuerpo que desean, a pesar de que eso represente gastar miles de pesos en cirujanos, tratamientos y medicamentos.

Evidentemente no tiene nada de malo realizarse cirugías estéticas, pero todos sabemos que si se pueden evitar teniendo una opción más económica, saludable y atractiva visualmente ¿por qué no recurrir a ella? Es por eso que hoy hablaremos de las principales diferencias existentes entre unos glúteos de gimnasio y unos glúteos operados.

Muchas veces se llega a crees que tener unos glúteos grandes, fuertes y firmes es casi imposible con solo ir al gimnasio y mantener una alimentación adecuada. Sin embargo, esto es totalmente falso, ya que, con disciplina, constancia y el acompañamiento de un profesional en el área sí es posible tener grandes atributos 100% naturales.

Principales diferencias entre glúteos de gimnasio y glúteos operados

A continuación, desmontaremos mitos y te ayudaremos a identificar fácilmente cuándo estás frente a glúteos operados y cuando son fruto de un arduo trabajo lleno de constancia y disciplina ¿Lista? ¡Empecemos!

  1. La materia prima que los conforma.  Cuando se trata del cuerpo, es importante saber que la mayor parte de este está conformada por músculos y tejidos que se pueden moldear y tonificar, por lo que unos glúteos de gym tendrán como principal materia prima los músculos de los glúteos, los cuales se pueden tonificar y aumentar realizando ejercicios como sentadillas, hip thrust o extensiones de caderas desde el suelo. Por su parte, los glúteos operados tienen por materia prima implantes de silicona, los cuales son un agregado al cuerpo y que pueden traer consecuencias negativas a mediano o largo plazo si la colocación y las proporciones no son las adecuadas según el tipo de cuerpo que se posea.
  2. La proporción entre las caderas, los glúteos y las piernas. Cuando estamos en presencia de unos glúteos de gimnasio es fácil determinarlo ya que estos son un claro sinónimo caderas anchas y muslos gruesos, lo que hace que los glúteos y el cuerpo de la mujer sea. Sin embargo, cuando se trata de unos glúteos operados, por lo general el cuerpo se ve desproporcionado, ya que las caderas y las piernas suelen ser muy pequeñas con relación al tamaño de los glúteos implantados.
  3. Rutina de mantenimiento. La rutina de mantenimiento de los glúteos naturales es sencilla una vez que te acostumbras, pues se trata de entrenamiento de piernas al menos 2 veces por semana acompañado de series de sentadillas. Por su parte, el mantenimiento de los glúteos operados implica visitar al cirujano al menos dos veces por semanas acompañado de mínimo 2 horas de masajes por semana, lo que se traduce en mucho dinero invertido durante el proceso. Si deseas profundizar en rutinas de mantenimiento, puedes descargar este Ebook gratuito que hemos preparado para ti.
  4. La firmeza es muy notable. Las mujeres que van al gimnasio y que mantienen una correcta alimentación tienen, por lo general, unos glúteos firmes y fuertes, los cuales se notan al caminar, bailar o correr. Además, unos glúteos bien trabajados en el gimnasio se notan porque están acompañados de un cuerpo completamente trabajado. En cambio, cuando se trata de glúteos operados, estos pueden hacer ver la silueta de la mujer muy esbelta, pero la firmeza carece notablemente en un cuerpo que ha pasado por cirugía.
  5. Costos requeridos. Los glúteos operados pueden llegar a costar entre $ 4.500 y $6.000, lo cual es una altísima suma de dinero… Eso sin contar los costos requeridos para llevar a cabo la recuperación y los constantes chequeos médicos. Por su parte, los glúteos de gimnasio pueden valer entre $100 y $0, ya que dependerá de que su entrenamiento se haga en un gimnasio o desde la comodidad de la casa.

Los glúteos son una parte muy importante del cuerpo para las mujeres, por eso al momento de tomar la decisión de cómo generar un gran tamaño firme y esbelto es necesario que se evalúen todas las opciones posibles, ya que es necesario pensar en las secuelas que se puedan tener durante la cotidianidad.

¿Quieres construir unos glúteos sanos, firmes y fuerte desde la comodidad de tu casa? En Rincón del Deportista preparamos un programa especial para eso, en el cual podrás trabajar esos glúteos de ensueño mientras te acercas a esa mejor versión de ti misma. ¿Te parece interesante? Entra aquí y descubre por ti misma lo que otras mujeres lograron con nosotros.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS PUBLICACIONES