SÍNDROME DEL PERIFORME: 4 acciones que lo pueden ocasionar

QUEREMOS SABER DE TÍ

El síndrome del periforme es una afección que localiza en los glúteos, los cuales son un grupo muscular que conectar con diferentes nervios, huesos, músculos y arterias del cuerpo debido al gran tamaño y a la función que cumplen en el cuerpo, ya que se trata del área que ayuda a ejercer fuerza en la parte posterior al momento de caminar, corre o hacer alguna actividad física que implique el movimiento de las caderas y de las piernas.

Las dolencias y malestares que suele causar el síndrome periforme muchas veces son confundidas con un malestar de la ciática, ya que el dolor se extiende también por la parte posterior de la pierna y puede llegar a irritar, además, el nervio ciático, lo que puede ocasionar que sea notoriamente complicado llegar a determinar este diagnóstico. Por eso hoy en Rincón del Deportista te traemos todo lo que necesitas saber sobre el síndrome del periforme y como evitar que te ocurra haciendo los mejores ejercicios de prevención.

¿Qué es el síndrome del periforme?

El síndrome del piriforme es una afección en la que el músculo piriforme, ubicado en la región glútea del cuerpo, comienza a sufrir de recurrentes dolores e incomodos espasmos, los cuales varían de intensidad, en la zona media, baja y alta de los glúteos. El músculo piriforme puede, además, causar intensos dolores, hormigueos, calambres y entumecimientos en la parte posterior de las piernas y de los pies, causando síntomas muy similares a los que aparecen cuando se sufre de la ciática, esto debido a que se genera una irritación considerable del nervio ciático, ya que el músculo periforme presiona dicho nervio, haciendo que además también se pueda padecer de esta dolencia

El síndrome periforme es más común en mujeres que en hombres, esto debido a que las mujeres, con sus actividades físicas, suelen comprimir en mayor medida los conjuntos neurológicos que conforman el área de los glúteos, las piernas y las caderas. Sin embargo, cuando ocurre en hombres, es más probable que se cause una afección ciática en lugar de una periforme.

¿qué puede causar el síndrome del periforme?

El músculo periforme es parte de casi todos los movimientos que se realizan en la parte inferior del cuerpo, bien sea caminar, correr, cambiar el peso de una pierna a otra o subir y bajar escaleras. Por ende, cuando este músculo se irrita o se lesiona se comienzan a causar espasmos musculares, los cuales tensan el nervio ciático que se encuentra justo debajo de este músculo.

Realizar excesivamente ciertas actividades puede inflamar o lesionar el músculo, por ende, es importante estar atentos al momento de:

  1. Levantar objetos muy pesados: Esta práctica puede lesionar el músculo si no se hace de forma adecuada
  2. Sentarse durante periodos de tiempo muy largos: Estar sentados durante mucho tiempo puede ocasionar que el músculo se fatigue, ocasionando el síndrome periforme o provocando también la conocida amnesia glútea.
  3. Caídas: Las caídas repentinas pueden ocasionar lesiones e irritaciones del periforme, por lo que es necesario estar muy atento a los síntomas luego de un golpe.
  4. Falta de acompañamiento especialista al momento de hacer ejercicios: Entrenar es de suma importancia, pero hacerlo sin la compañía o supervisión necesaria puede ocasionar que se realicen movimientos o posiciones perjudiciales, por lo que es de suma importancia siempre tener la compañía de un especialista.

El síndrome del periforme, en algunos casos, puede no necesitar tratamiento médico, pero cuando las incomodidades y dolores persisten lo más recomendable es acudir a un especialista.

La mejor manera de tratar esta dolencia es asegurándose de utilizar correctamente los equipos físicos, así como también manejando adecuadamente la fuerza e intensidad que se aplica en cada ejercicio, llevando a cabo variaciones de temperatura en las áreas con dolor (frío-calor) y utilizando una postura correcta para sentarse, conducir o pararse, pues de esta manera el músculo no recibirá tanto peso.

Evitar dolencias e incomodidades en tus glúteos es algo que puedes dejar de padecer con un buen asesoramiento y seguimiento físico, por lo que te invitamos a ponerte en contacto con nosotros y un especialista te guiará para que puedas construir la mejor versión de ti.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS PUBLICACIONES